Centros escolares cerrados, familias con incertidumbre acerca del futuro; niños, niñas y adolescentes con su rutina y proceso educativo afectado. Ese es el panorama en el que se encuentran más 1.500 millones de estudiantes en casa debido a la contingencia.

La emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, resaltó las carencias y/o limitaciones de las instituciones educativas, las cuales no estaban preparadas para trasladar las clases presenciales a una modalidad a distancia.

En Chile, como en el resto del mundo, es un claro ejemplo de que las comunidades educativas cambiaron la dinámica y los procesos de enseñanza-aprendizaje. Las soluciones adoptadas dependieron de la infraestructura y contenidos disponibles con los que contaban las instituciones para armar un modelo rápido de educación a distancia.

Tecnología, aliada del proceso educativo

Si bien, en los últimos años el uso de entornos y tecnologías virtuales han estado en crecimiento, ante el riesgo de propagación del COVID-19 las expectativas de desarrollo e implementación como recursos educativos han aumentado considerablemente.

La transición de los procesos de enseñanza presencial al entorno digital no es tarea fácil, pero es posible. Algunas instituciones educativas han incorporado a su infraestructura las plataformas LMS las cuales se han convertido en el aula principal donde se desarrolla la actividad académica.

El uso de las TIC y de aulas virtuales inciden en la educación por su carácter interdisciplinario ya que producen conocimientos mediante el uso de procedimientos específicos de la tecnología, vinculando así las diferentes áreas de estudios y sus recursos de apoyo en el aprendizaje.

Por otro lado, también el uso de simuladores educativos virtuales en los procesos de enseñanza-aprendizaje, los convierte en aliados para promover y/o crear entornos de aprendizaje para la transferencia de conocimientos y resolución de problemas, lo cual permite a los estudiantes recrear situaciones reales pero de una manera controlada y segura desde la comodidad de donde se encuentren.

CloudLabs: Una solución que da continuidad al aprendizaje en las instituciones chilenas

Con la presencia latinoamericana de los laboratorios virtuales, se ha logrado alcanzar al mercado chileno con un modelo innovador y avanzado entorno virtual de aprendizaje para las áreas de ciencias naturales, química, física, matemáticas e ingenieria que integra el uso de las tecnologías de la información a través del concepto STEM (Sciencies, Technology, Engineering, Mathematics).

Entre los beneficios que CloudLabs brinda a los estudiantes:

  • Metodología apoyada con la opción de ensayo y error como parte de la estrategia de aprendizaje;
  • Su entorno de simulación permite la experimentación y el entrenamiento de habilidades y competencias para las asignaturas;
  • Experimentar de manera segura y sin temor en agotar los recursos;
  • Construir sus argumentos y realizar su análisis a partir de la práctica;
  • Acceso a los contenidos 24/7, sin necesidad de estar conectados a internet; ya que es una plataforma con modalidades ONLINE y OFFLINE

Podemos concluir que la contingencia sanitaria por el SARS CoV-2 (COVID-19), resaltó las carencias de la educación pública que atraviesan los chilenos, sin embargo, también hemos visto el ingreso de nuevas tecnologías como los laboratorios virtuales CloudLabs que llegan como aliados en los procesos educativos, sin importar el grado académico, con lo cual, los profesores refuerzan y dan continuidad a sus programas institucionales en las áreas de las ciencias.

¿Quieres conocer los laboratorios virtuales CloudLabs? Da clic en el siguiente botón y llévalos a tus estudiantes.

Scroll Up