La emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, ha puesto en evidencia algunas de las limitaciones de la educación presencial en los diferentes niveles educativos. Ante este nuevo escenario, tanto docentes, estudiantes como directivos de las instituciones educativas han tenido que trabajar contra reloj para dar respuesta a las necesidades del centro.

Al inicio de este año, la mayoría de las actividades educativas tanto en educación pública como privada, tanto por uso como por costumbre, se llevaban a cabo en lugares físicos como escuelas o laboratorios. Hoy la realidad educativa vive una etapa de transformación, donde estudiantes e instituciones educativas tienen la necesidad de desarrollarse e incorporar nuevas herramientas digitales para el proceso de aprendizaje.

Aún no existe una total certeza sobre cuándo y en qué condiciones se regresará al siguiente ciclo escolar en diferentes países del mundo, sin embargo, las instituciones educativas están planeando nuevas estrategias para dar continuidad y no interrumpir el proceso de aprendizaje de los estudiantes. Estas estrategias tienen como base la articulación entre actividades presenciales y a distancia, dando lugar así a un modelo híbrido.

Transición hacia un nuevo modelo educativo

El confinamiento obligo al sector educativo ha transformarse de manera repentina. Así, la actividad docente, que hasta hace unos meses estaba basada en la presencia del profesor  y alumnos dentro de un mismo espacio, da paso a un escenario digital, donde la incorporación de nuevas estrategias innovadoras para enriquecer al proceso formativa.

En esta nueva realidad educativa se destacan las carencias vigentes del sistema educativo: dependencia de la enseñanza por parte de un experto (maestro) versus la independencia de investigar y el aprendizaje de manera autónoma.

La educación híbrida busca generar una nueva forma de aprendizaje. Es decir, que es un modelo de instrucción que entreteje elementos de la clase presencial y el aprendizaje en línea. Donde se busca aprovechar las posibilidades que ha abierto el Internet para darle a cada alumno una experiencia más personalizada y de acuerdo a sus necesidades.

Las tendencia en la educación apuntan a que en los próximos años el modelo educativo será híbrido, donde se prevé la integración de la inteligencia artificial con la finalidad de ayudar a personalizar el aprendizaje para conocer las fortalezas de cada educando para impulsar su crecimiento.

El uso de los simuladores educativos o de plataformas LMS, como CloudLabs o LMS Moodle, se proyecta como una herramienta de apoyo en los procesos de enseñanza y aprendizaje, ya sea en programas de estudio presenciales, a distancia o virtuales.

Scroll Up