El contexto actual tanto de universidades como de centros de investigación, se encuentra en un constante cambio generado por la sociedad de la información, donde el  eje transversal son las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Cuando hablamos de transversalidad, nos referimos al uso de las TIC como una herramienta de apoyo para la generación del conocimiento.

Para la educación superior, son de gran relevancia los efectos que la incorporación de las TIC que se integra en las estructuras académicas, educativas, culturales, etc.; todo esto gracias al movimiento Open Source, el cual busca la disponibilidad de información y conocimiento.

El movimiento Open Source aporta grandes beneficios, algunos de ellos es que cualquier usuario puede leer, descargar y distribuir la información con una única restricción: el control de la distribución y reproducción de los recursos depende de los autores, así como los lectores deberán de citar y dar el reconocimiento a los autores.

La información científica, es el resultado del trabajo de investigadores y es el recurso más importante para la innovación tecnológica. La UNESCO y diferentes organizaciones internacionales promueven el libre acceso a la producción científica, es decir, que buscan la accesibilidad de la información con la finalidad de promover el intercambio del conocimiento sin tener barreras geográficas o de licencias que lo impidan.

Libre acceso a la información científica

El movimiento Open Source ha tenido un gran impacto en las instituciones científicas, académicas y culturales. Un claro ejemplo, son las revistas científicas de centros de investigación o de Universidades que cuentan con un repositorio de información, donde resguardan la producción científica de la institución.

Los repositorios institucionales se han convertido en un recurso de comunicación de la sociedad académica y científica, ya que se presentan como una solución para el proceso de gestión de producciones científicas y académicas de diferentes instituciones de manera libre y gratuita.

Se podría decir, que los objetivos de un repositorio institucional cubren, de manera general, los siguientes puntos:

  • Almacenar y resguardar los resultados de las investigaciones en formato digital, para así garantizar su acceso;
  • Poner a la disposición de la comunidad científica y sociedad en general, los resultados de las investigaciones realizadas por los miembros de la institución o de aquellos que trabajan en un área en específico;
  • Incrementar la visibilidad de los resultados de las investigaciones de la comunidad científica, sin importar la ubicación geográfica;
  • Ser un repositorio interoperable que permita el intercambio de la documentación científica y el acceso de una manera rápida y sencilla.

Un aliado para la creación de repositorios institucionales es D-Space, un software de código abierto que proporciona una serie de herramientas para la administración de colecciones o recursos digitales, las cuales permiten organizar, preservar y difundir la información. Además, impulsa el reconocimiento, organiza archivos virtuales y sobre todo permite la difusión de la producción intelectual de las instituciones.

Scroll Up