fbpx

Las aulas virtuales han tenido un auge importante en los últimos años pues son cada vez más las instituciones que se unen a este modelo de enseñanza-aprendizaje y esto se debe a que una gran cantidad de personas prefieren unirse a esta modalidad que a las clases presenciales.  

Las ventajas se ven presentes de ambos lados, pues sabemos que representa un ahorro para la escuela y el alumno al tener que estudiar únicamente a través de TIC´s que soporten la enseñanza en línea, el tiempo ahorrado en traslados y el poder hacer más cosas que solo estudiar, también suponen un apoyo para aquellos que necesitan hacer más cosas. Sin embargo, hay que reconocer que no solo ayudan en el ahorro, pues ante tiempos difíciles como los que vivimos en la actualidad donde las clases presenciales no son posibles, las aulas virtuales se han vuelto la solución. 

¿Qué usos le puedo dar al aula virtual? 

Un aula virtual funciona principalmente como: 

º Complemento de las clases presenciales. Con este tipo de herramientas digitales podrás poner al alcance de los alumnos el material educativo o bien, enriquecerlo con contenido útil que encuentres en internet. También se pueden publicar los programas del curso, horarios, información sobre el curso y se promueve la comunicación fuera de los límites presenciales entre alumnos y docentes. Este uso del aula virtual ha sido en algunos casos, el primer paso hacia la modalidad a distancia, ya que se tiene la clase en formato electrónico y en Web, siendo este formato más fácil adecuarlo a los materiales que se ofrecen en clases semi-presenciales o remotas. 

º En la educación a distancia: Aquí el aula virtual toma el papel principal, ya que se vuelve el espacio donde se centra el proceso de aprendizaje. Es importante que, en la elección de un sistema o tipo de aula virtual, quede claro que se requiere que los alumnos logren su aprendizaje a distancia y qué elementos deberá contener esa herramienta para permitir que la experiencia de aprendizaje sea productiva. 

Por ejemplo, en ambos casos se puede hacer uso de LMS Moodle, una plataforma que permite impartir cursos y a la vez gestionar todo el proceso de aprendizaje de manera simple y automatizada. 

Es fácil de usar, con características adaptables a los requerimientos necesarios y personalizable en su totalidad, aquí podrás conocer todas sus ventajas y porque vale la pena tenerla como plataforma para clases en línea.   

El objetivo de un aula virtual es crear un ambiente similar al convencional en el aula con el que el alumno puede acceder y desarrollar una serie de acciones que son propias de un proceso de enseñanza presencial como conversar, leer documentos, realizar ejercicios, formular preguntas al docente, trabajar en equipo, etc. Todo ello de forma simulada sin que exista una interacción física entre docentes y alumnos. Ahora qué conoces cómo ayudan en la educación las aulas virtuales ¿ya sabes qué plataforma vas a utilizar? 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Scroll Up