La transformación digital ha estado presente en la agenda de los centros educativos durante años. A pesar del gran progreso en varias instituciones, la gran mayoría seguía siendo un objetivo para largo plazo. Hasta que llegó la pandemia.

La contingencia sanitaria por el SARS CoV-2 (COVID-19), resaltó las carencias de la educación pública, que en el nuevo regreso a clases, deberá encontrar en la tecnología un aliado para salvaguardar la salud de estudiantes, personal administrativo y docentes, así como garantizar el proceso educativo.

El adaptar las clases al entorno digital, como consecuencia del distanciamiento social, no ha sido una tarea fácil para muchas instituciones educativas, ni para sus profesores y estudiantes. Si bien, no hay una fecha oficial de regreso a las escuelas tanto públicas como privadas, estas deben prepararse para incorporar modelos híbridos, donde se combinen las clases presenciales con las virtuales, con la finalidad de evitar las aglomeraciones.

Cambios en educación

Para el panorama post pandemia, se pueden observar los siguientes cambios, que en su mayoria son aspectos positivos, tanto para estudiantes como profesores:

  • Incremento del modelo de aprendizaje híbrido: Actualmente se cuenta con una mayor comprensión acerca del uso de las herramientas digitales, las cuales beneficiarán para fomenrar la discusión, el debate y la práctica guiada;
  • Redefinición del papel del profesor: Los alumnos pueden acceder con una mayor facilidad al conocimiento, por lo cual el papel de los profesores debera caminar hacia convertirse en un facilitador o guía para la adquisición de conocimientos.

Herramientas que llegaron para quedarse después del COVID-19

La pandemia está transformando el modelo de aprendizaje y fuerza a la comunidad educativa a garantizar que los estudiantes tengan la misma igualdad de oportunidades para acceder a las tecnologías. Sin embargo, se ha tenido que acelerar el proceso de innovación e incorporación de las herramientas digitales para seguir transmitiendo el aprendizaje.

Algunas de las herramientas que incrementaron su uso y que seguirán vigentes aún después de la pandemia del COVID-19 son:

  • Plataformas LMS (Learing Management System): Si bien tanto profesores como alumnos aprendieron a utilizar esta herramienta sobre la marcha, los beneficios que ofrecen son justamente la posibilidad de generar un aprendizaje constante y actualizado a través de la interacción entre tutores y alumnos.
  • Simuladores virtuales: El uso de simuladores virtuales ayudan a crear y promover entornos de aprendizaje, donde por medio de la simulación los estudiantes pondrán a prueba sus conocmientos teóricos-prácticas, sin la necesidade de estar en un laboratorio físico.

El coronavirus se ha convertido en un catalizador del cambio: un momento decisivo para que  la enseñanza se transforme e incorpore herramientas digitales en su labor docente. Por lo cual, las instituciones requieren invertir en soluciones tecnológicas para garantizar la continuidad del aprendizaje.

En IGNITE contamos con herramientas con tecnología educativa, que podrás utilizar y adaptar de acuerdo al nivel educativo y la materia o bien al área que tu institución requiera.

Scroll Up