fbpx

Conforme han pasado los años, las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) se han incorporado cada vez más en nuestras actividades cotidianas, especialmente en algunos entornos como el educativo. Tal ha sido el alcance de la revolución digital, que su influencia en la educación era inevitable.  

A lo largo de los últimos diez años, en los contextos académicos y escolares se ha visto un incremento en la utilización de TIC en sus procesos. Gracias a la incorporación de nuevas tecnologías, la educación ha experimentado una revolución, donde las herramientas digitales ayudan a la transformación del sistema educativo y a la integración de la cultura digital en las instituciones educativas. 

En la actualidad, diferentes centros educativos ya sean de nivel básico o superior, están desarrollando proyectos o incorporando metodologías educativas que potencian el uso de las nuevas tecnologías, todo esto con la finalidad de ajustarse a las demandas y necesidades e intereses de cada uno de los miembros de su comunidad académica. 

Beneficios de las TIC en la educación

Las nuevas tecnologías son utilizadas de manera regular dentro de las nuevas generaciones, por lo que incorporarlas en el día a día en las actividades educativas, permite que las instituciones construyan un contexto que está en sintonía con las necesidades de sus estudiantes  

A continuación, te compartimos algunos de los principales beneficios de la aplicación de las nuevas tecnologías al mundo académico y escolar:  

  • Aumento en el interés por ciertas materias: Algunas asignaturas suelen despertar menos interés en los estudiantes que otras, lo cual puede generar frustración en los docentes y estudiantes. Sin embargo, gracias a diferentes herramientas como vídeos, ejercicios multimedia o laboratorios virtuales, los estudiantes pueden mostrar interés en los temas y así traer consigo las repercusiones positivas en su proceso de aprendizaje.  
  • Facilita la comunicación: Con la incorporación de las nuevas tecnologías, se puede optimizar y hacer más accesible la comunicación entre alumnos, docentes y padres de familia. Tradicionalmente, los estudiantes, padres de familia o tutores han ejercido un papel pasivo, sin embargo, gracias a los beneficios que ofrecen los chats, correo electrónico, softwares de gestión escolar o plataformas de gestión educativa la resolución de dudas, compartir ideas y conocimientos es más fácil.  
  • Interactividad: Diversos estudios han demostrado que la interactividad entre los alumnos ayuda a optimizar los procesos de aprendizaje. Por tanto, al utilizar las TIC como una herramienta más de comunicación e interacción entre los alumnos se fomentan los procesos de reflexión.  
  • Aprendizaje continuo y desarrollo de autonomía: Con la implementación de las TIC en los procesos formativos, los alumnos tienen una participación más activa en su proceso de aprendizaje, ya que no se verá totalmente interrumpido al salir de las aulas, ya que algunas herramientas facilitan el acceso a contenidos y herramientas que fomentan que los alumnos desarrollen su actividad intelectual de manera continua.  

Además de suponer una herramienta de gran utilidad para docentes y estudiantes, las TIC han resultado ser sumamente beneficiosas para los procesos de aprendizaje y motivación de los alumnos. No obstante, es necesario realizar una adaptación de estas tecnologías con el objetivo de que puedan ser aprovechadas al máximo como herramientas pedagógicas.  

Scroll Up