fbpx

Actualmente nos encontramos con nuevos entornos que se apoyan en la tecnología, estos servicios buscan cada vez más la colaboración de los usuarios y abrir nuevas vías para ganar una reputación digital. El centro de atención se concentra en la información y en este sentido el usuario adquiere cada vez más importancia y se busca no solo brindarle un servicio sino integrarlo en el mismo. 

En este entorno tanto el bibliotecario como el usuario se unen y colaboran en el desarrollo y difusión de la colección de la información y del conocimiento; por ello es tarea importante del bibliotecario implicar al usuario en el desarrollo de los sistemas de aprendizaje, pero para conseguirlo es necesario reorganizar las tareas de gestión, organización y difusión, así como los propios servicios de información que le permitirán a la biblioteca implementar servicios más eficientes y competitivos. 

Las TIC han fortalecido y favorecido la capacidad de proporcionar servicios bibliotecarios en términos de calidad y capacidad para llegar a más personas. En la web no solamente se realizan consultas, actualmente además se busca opinar, comunicarse y crear. Nos han demostrado que el usuario quiere ser un consumidor activo, así las instituciones necesitan ampliar la base social de usuarios y mejorar su reputación e identidad digital. 

Por lo tanto, el bibliotecario que implementa recursos tecnológicos en su biblioteca, la convertirá en un espacio virtual en que interactuarán las fuentes de información y las herramientas tecnológicas en un ambiente adaptado. Una de las características de las herramientas de digitalización es su facilidad de uso, ya que normalmente requieren las destrezas informáticas de cualquier usuario medio.

Para poder ocupar las herramientas tecnológicas en la biblioteca, se debe pensar en que éstas sirven para generar un sistema de información comprensible para cualquier usuario y que optimice la marca digital de la biblioteca, así como fomentar la creación de comunidades de aprendizaje entre los usuarios. 

El bibliotecario es quien puede crear estos espacios de aprendizaje con nuevas herramientas que ayuden a su comunidad e institución a fusionar la tecnología con la educación, pues es quien conoce las necesidades de profesores y alumnos. Como ya vimos, no se necesita ser un experto en tecnología para usar la mayoría de las herramientas.

En Ignite, te ofrecemos las soluciones que se adaptan a tus necesidades y las de tu institución, todo con el acompañamiento que requieras para que saques el mejor partido de ellas, consulta a nuestros expertos.  

Scroll Up