fbpx

Más allá de las tareas de aula tradicional, algunas de las más genuinas prácticas escolares asociadas a las diferentes disciplinas STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) también están siendo enriquecidas o complementadas mediante numerosas herramientas digitales.  

Una de estas herramientas son los laboratorios virtuales. Los cuales están orientados a ofrecer una explicación didáctica, entretenida y con la mayor claridad posible, con ejemplos de aplicación en la vida cotidiana o fenómenos naturales para que así el usuario saque el mayor provecho a esta herramienta de aprendizaje.   

Para los centros educativos, un medio para facilitar la investigación y el aprendizaje de fenómenos físicos, químicos o biológicos sin salir del salón de clases son los laboratorios virtuales de CloudLabs 

CloudLabs, un aliado para la educación STEM

CloudLabs, es una herramienta educativa que cuenta con un modelo innovador y avanzado de entorno virtual de aprendizaje donde los docentes encuentran un aliado al momento de la facilitación de conocimientos a los estudiantes.  

Además, genera un ambiente ideal para el aprendizaje de las ciencias básicas, relacionando conceptos teóricos y prácticos, a través de la resolución de problemas en un contexto real. 

Las simulaciones de CloudLabs utilizan un enfoque de investigación donde los estudiantes mediante la experimentación participaran de manera activa en el proceso de aprendizaje. ¿Cómo funciona esto? La simulación está diseñada para que los estudiantes exploren y resuelvan problemas que se presentan en la vida cotidiana o en fenómenos naturales, acompañadas de una serie de preguntas teóricas que reafirman lo aprendido en la práctica.  

El modelo de aprendizaje que maneja CloudLabs es cíclico e interactivo ya que permite al estudiante seguir a su ritmo el proceso de aprendizaje. Además, el profesor (funge como un facilitador de información, acompañante y orientador durante todo el proceso); Se busca producir un aprendizaje significativo en el que el estudiante por medio de la experimentación en un entorno seguro genere conocimientos profundos.  

Al implementar un simulador virtual en la enseñanza de las ciencias, se incrementa la motivación por parte de los estudiantes, ya que le da dinamismo al proceso de aprendizaje, pues al combinar los datos de forma numérica, simbólica y gráfica se facilita la comprensión de temas teóricos complejos, aumentando su participación e interés por los temas de estudio.  

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Conoce CloudLabs, aliado  de la educación STEM

Scroll Up