Seguro ya has escuchado hablar de las soluciones en la nube y el impacto que pueden tener en tu empresa pero, a parte de los aspectos relacionados con la movilidad, ¿presentan otra ventaja? ¿Realmente pueden ahorrarse costos con los servicios en la nube? ¿Vale la pena el cambio? 

Ahorra costos con las soluciones en la nube 

º Costos de adquisición. Contar con servidores físicos requiere una inversión inicial muy elevada en bienes de capital. Utilizando servicios en la nube no es necesaria esta inversión, ya que se alquila el espacio, los recursos o las aplicaciones. Como DSpace, un repositorio digital que sólo requiere acceso a cualquier navegador de internet tanto para los clientes como para los administradores, además de respetar los estándares de accesibilidad y diseño responsivo. Con el cloud computing ya no es necesario pensar en grandes inversiones o tiempos de amortización. Sólo pagas por lo que usas. 

º Costos de funcionamiento. Cabe hacer referencia al coste que conlleva el mantenimiento de los servidores. Por ejemplo, Kohaun software gestor de bibliotecas que permite a sus usuarios tener información actualizada en tiempo real además de ser escalable a las necesidades de la institución que lo implementa. Trabajando con soluciones en la nube siempre contarás con la última versión que el proveedor tenga disponible. 

º Costos de seguridad.  La seguridad de los proveedores en la nube es muy elevada además, los virus no proliferan en la nube como en los entornos físicos. Como con RemoteXs, donde todos los contenidos y recursos de distintas bases y/o servicios podrán estar disponibles a través de Internet sólo para aquellos clientes y usuarios que tú decidas otorgarles los permisos. Para una seguridad extra, puedes contar con soluciones de backup cloud o site recovery y tener la posibilidad de recuperar todos tus datos y ficheros, o incluso, desplegar en poco tiempo tus servidores virtualizados. 

º Costos de escalabilidad. Los servidores cloud son fácilmente escalables y este hecho te permite ir modificando la capacidad o el número de licencias que necesitas según tus necesidades. Poco a poco y, de nuevo, sin grandes inversiones ni plazos de amortización. 

º Costos de oportunidad. Por último, es importante tener en cuenta el valor que conlleva estar adaptado a una solución preparada para el futuro y lo que puede costarte a un mediano o largo plazo, el seguir estancado con tecnología tradicional. Un ejemplo de esto es MyLOFTque permite innovar a las bibliotecas tradicionales, pues con esta solución pueden tener el catálogo completo en la web o en una aplicación

Entre sus ventajas encontramos el acceso completo a los recursos de la institución, resultados de búsquedas identificadas como material suscrito, personalización de recursos preferidos, acceso online y offline, entre otras. El incremento del volumen de datos que se genera, también en tu negocio, es exponencial. La utilización de estos datos, ahora o más adelante, requiere una capacidad de procesado superior. Con su análisis puede servir para mejorar tus procesos. En definitiva, puede ayudarte a ser más competitivo en un entorno laboral que está cambiando rápidamente. 

El desarrollo y la generalización de las TIC han convertido a los sistemas cloud en un opción rentable, accesible y eficaz para todas las empresas, independientemente de su tamaño y enfoque. El proceso de transformación digital no ha acabado, pues cada día surgen nuevas tecnologías que cambian las reglas del juego en el ámbito empresarial. Lo que hoy constituye una ventaja competitiva en tu negocio, puede que mañana se convierta únicamente en un requisito para sobrevivir, por lo que debes estar preparado para cualquier cambio. 

¡Empieza a ahorrar en servidores dando un salto a la nube! Conoce nuestras soluciones.

Scroll Up